Material exclusivo para utilizar en el baño

sábado, 13 de febrero de 2010

Por el mundo...

Con San Valentín, con un altar exótico, con un séquito gubernamental, con la complicidad y el humor de Marta y con la dulzura de Myriam...


Es verdad, jamás uno debiera darse permiso para perder el asombro. Podemos permitirnos no arrasar con toda la torta que hemos cocinado por la tarde o dejar de lado el ejercicio diario si somos convidados a placeres más ardientes, pero del asombro no deberíamos nunca divorciarnos pues quién atraviesa la vida en una exclamación envuelta en toneladas de signos de admiración, sigue alimentando la niñez riendo ante el absurdo y sobrevolando paisajes inesperados como al que llegué hoy en la mañana al desayunar frente a un periódico digital.
En vísperas de una jornada de los enamorados se pueden escuchar las noticias y los relatos más desopilantes así como los más tiernos. Y en este caso, se puede arribar a un sitio, un lugarcito en el mundo de lo más excéntrico. Resulta que en Nei Lert Park, un hotel de Bangkok –Tailandia- se ha creado el “altar del pene” donde los tailandeses y miles de turistas le rinden culto a la fálica “deidad” de la fertilidad. Arriban al templo de Chao Me, donde habita la diosa Tuptim, con ofrendas consistentes en órganos sexuales tallados en madera o cerámica y allí las dejan, a su cobijo, para, en pleno ritual, pedir como deseo que se agrande la familia.
Quizá, nuestra reina Kgamadre ha descubierto los encantos de dicho templo y haya asistido, en su caso, no para solicitar la visita de la fertilidad (Dios nos salve) si no para implorar por la salud del gran amor de su vida a quién embuchó con cerdo, sumergida en la creencia de que la carne de dicho animal estimula la potencia sexual masculina, deseando prolongar así el coito matrimonial. Lo que no supuso es que de tanto cerdo, su marido quedaría en terapia intensiva, transformado en un verdadero chancho al que le gusta generar chiquero y retozar en él. Si a eso le sumáramos que estamos en la previa de la visita del famoso H1N1, no quiero imaginar el resultado transgénico ( Dios nos salve –bis-)
Lo más curioso es que en dicho viaje de peticiones y placeres, Kgamadre aprovechó a pasar unos días por Saint Morits en dónde tuvo el placer y la dicha inmensa de reencontrarse, entre otros, con el matrimonio ese del cual se dice que gobierna la provincia en la que vivo y que yo no tengo aún la certeza de que así sea. El encuentro se dio en la pista de esquí junto a un representante oficial de nuestra farándula y de nuestra cirugía estética, un empresario chocolatero muy famoso que decidió ausentarse del país luego de las recientes peleas con el gallinero nacional.
El inteligente gobernador, secundado por la idea que le había dado el delicioso señor Fel, propuso a la reina una reunión gubernamental fuera de agenda y con carácter de urgente, vislumbrando lo nada azaroso de la situación, para tratar la desopilante ocurrencia que lo inquietaba y no lo dejaba dormir.
Aparentemente, Ricky, ese que de maravilla sólo tiene una fortuna heredada, luego del disgusto mediático que padeció en el país y huyendo del húmedo calor, decidió dejar la revista que sólo sabe leer y se fue a pasar unos días a Europa. Para no tener más problemas, arregló con su compañía de actores, hasta su regreso, adelantarles el sueldo hasta el mes de Junio, aguinaldo incluido, para que ellos, además de trabajar pudieran vacacionar, por ejemplo en Miami, dónde el mismo ofreció su casa para que todos veraneen.
Se cree que de dicha conversación surgió la maravillosa idea de nuestro gobernador. En realidad surgió la idea de copiarla, porque si de algo saben nuestros dirigentes es de técnicas de copia, sobre todo cuando de implementar reformas se trata.
Sentados en una confitería, observando el blanco resplandor de la nieve con las palabras atragantadas junto a la crème caramel, los crepes suzettes y el croquant do Périgord, el ex piloto de lanchitas exclamó:

En el mes de marzo, los docentes bonaerenses podrían recibir el sueldo por adelantado hasta el mes de junio con aguinaldo incluido.

Entonces, ante semejante barbarismo y asombro que llenaba no solo de admiración mi ser, si no que lo inundaban de carcajadas, no pude más que reír hasta las lágrimas y pensar en los gratos beneficios que esto nos otorgaría. Por un lado, la libertad de no ir a trabajar hasta el mes de Junio o de realizar huelgas sin temor a que nos toquen el bolsillo. Por otro lado, visto que tendríamos mucho tiempo libre y mucha plata junta en el cajero, se me ocurrió que podíamos viajar, teniendo en cuenta los nuevos planes de turismo que también son propulsados por el gobierno para incrementar la economía nacional. En nuestro caso, serían viajes por el interior de la ciudad en pausados y retrasados micros urbanos atestados de gente y con sobredosis de polvo y aroma (no precisamente a flores) en suspención. O, a más tardar, un paseo dentro de la provincia, por ejemplo un viaje al centro comercial más cercano, para poder disfrutar del aire acondicionado y poder pasar mejor el verano. También, si uno fuera más osado, podría hacer lo mismo pero viajando a Buenos Aires para visitar algún local de “La Salada” y renovar el atuendo antes del comienzo de clases. Eso sí, el vuelo no sería en chárter, más bien habría que sobrevolarlo a ras de suelo, en uno de esos trenes chatarra que suelen llegar a Retiro de tanto en tanto, si no se quedan parados a mitad de camino por alguna eterna rotura atada con alambre. Luego de tal turismo aventura, con la tierra por bandera, llegado el caso, y con el dinero restante, podríamos aprovechar a comprar dólares o euros además de ese dichoso material didáctico que siempre aseguran pagarnos y que jamás vemos materializado ni en tizas, ni en hojas, ni en libros. De computadoras, ni hablemos!.
Después de leer semejante absurda propuesta, inmediatamente por debajo me encontré con otra no menos desopilante:

Desde el plan “cooperativas” impulsado por nuestro gobierno nacional, se podría poner una parte del personal a disposición del ministerio de educación para implementar un grupo de tareas destinado a la corrección de evaluaciones escolares.

De todas formas, pensándolo bien y al buen estilo argentino, esta idea no estaría del todo mal. Primero, que como esas personas estarían menos capacitadas que nuestros alumnos (sin desmerecerlos), aprobarían la mayoría y evitaríamos las tediosas y abultadas mesas de examen y por otro lado, ¡qué lindo sería no corregir más! y dedicar ese tiempo al placer de la lectura o a preparar más decorosamente una clase a la que hoy por hoy llegamos casi de una forma improvisada por la escases de tiempo.
Ellos sí que saben de andar por el mundo, en cualquier época del año y a sabiendas de que atrás dejan un país a medias y con la mar de conflictos por resolver. “Corazones de un centímetro” los hubiera bautizado mi querida Silvina, salvo que éstos en lugar de refugiarse en un cine, cuando llueve la miseria y el desempleo y la falta de agua y la plata de los ciudadanos que no alcanza y la educación que está peor que mal educada y la salud que nuca sana, se sumergen en sus chequeras y en sus abultadas tarjetas de crédito y se van de shopping por el mundo como uno lo hace por la plaza de su barrio.

Pero, visto y considerando que mañana es un día muy enamorado, motivo por el cual me sumergí en este viaje, distrayéndome por el camino con las antecedentes pequeñeces, les dejo, sin cursilerías ni cholulismos, una canción de Alejandro Filio interpretada por una joven y hermosa trovadora Peruana que desde hace dos años más o menos, se ha quedado dando vueltas por nuestro país asegurando haber descubierto la noche en sus brazos de sol.

Si gustan, Myriam Quiñones y Brazos de Sol…


Brazos de sol
(Alejandro Filio)

Hoy me vino la gana, que no las musas
hoy no tengo pretextos ni disculpa para cantarte a ti
para escribirte un verso y descolgarte desde aquí
hasta las ganas de la mañana ya por venir.

Hoy primero del segundo del año
mientras esta mujer rompe el espacio para inventarse al fin
para mirarla toda en el silencio y de perfil
tomo sus manos como escenario para existir.

Y es que no importa que digan
que está trillado
hablar de amor que maldigan
si no han probado
la noche en sus brazos de sol.

Se detiene el reloj sobre nosotros
caen las diez que resbalan por sus hombros y se cuela la luz
que se enreda en tu pelo pero la liberas tú
oro y diamante por un instante de tono azul.

Qué tengan un hermoso Finde!... Abrazos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario