Material exclusivo para utilizar en el baño

domingo, 2 de mayo de 2010

Comprendiendo Formas (renacentistas)

RENACIMIENTO - 1430 a 1530 

 

Ponte vecchio - Firenze - Italia

(acotación Mandolesíaca: Los años son realtivos, no es que sonó la campana y cambiamos de período)

El siglo XV sorprendió a la humanidad con una primavera que perduró aproximadamente 100 años, quizá, la estación florida más larga de la historia y sin duda, la más colorida y esplendorosa en cuanto a las manifestaciones artísticas, culturales y sociales.
Durante este período comienzan a cobrar mayor importancia el aquí y el ahora, lo terrenal, es decir, la naturaleza. Esto sucede debido a que la concepción de Dios se traslada a un plano más mental, siendo concebido como razón pura.

El parnaso - Andrea Mantegna

De este modo, la filosofía se impone a la teología, gestando una concepción más antropocéntrica, es decir, se sitúa al hombre en el centro del mundo y de la creación. Dan cuenta de ello la concepción Geocéntrica del Universo en dónde se sitúa a la Tierra en el lugar central, dada la importancia que tiene el hombre en la creación y en su relación con Dios.
Así, el hombre, a través del conocimiento busca la sabiduría. En esta época dan comienzo los nuevos descubrimientos y toda mirada se dirige hacia el humanismo y el individualismo por lo que, la razón comienza a diferenciar al hombre, entre los que tienen el conocimiento y quiénes no lo tienen. Así, se da lugar al nacimiento de la Burguesía como centro de gravitación de la vida social lo que conlleva tiempo después al surgimiento del capitalismo.


La primavera - Sandro Botticelli

Comienza un período de fascinación por conocer y develar los misterios de la naturaleza con la intención de dominarla (concepción inmanente). De este modo nacen las ciencias Naturales de la mano del método científico (quizá uno de los principales exponentes haya sido Galileo Galilei quién introduce la estrategia de la experimentación revolucionando para siempre la historia de las ciencias) . Alguien que influyó mucho en el arte renacenstisa fue sin lugar a dudas, Leonardo Da Vinci a quién le otorgaban cadáveres para que éste los estudie. En las obervaciones y disecciones prácticadas fue encontrando aspectos que lo llevaron a completar un mapa para representar la proporción humana. Este mapa es conocido mundialmente como el Hombre de Vitruvio, un dibujo que es el fiel reflejo del número divino.




Así, en este caldero encendido y equilibrado surge el Renacimiento, en Florencia, Italia, para luego expandirse por el resto de Europa. Es un período que se caracteriza por la existencia entre armonía, hombre y mundo. Esto provoca grandes y significativos cambios en la sociedad y en la cultura.
Se caracterizó por ser un período Apolíneo en dónde el área de conocimiento predominante fue, como bien mencioné anteriormente, la Razón (como criterio de Verdad)

En el arte, aparecen cambios formales.
Los temas religiosos se refieren al nuevo testamento.
Aparecen las anunciaciones como la escena que más satisface y expresa el sentir del hombre del renacimiento ya que esas escenas nos hablan de un Dios que se hace hombre, viene a la tierra, camina junto al ser humano y lo salva.



Anunciación - Fra Angélico
(Este retablo es una ilustración perfecta del primer Renacimiento. Fra Angélico experimenta con las nuevas ideas renacentistas, como la perspectiva, pero su grácil estilo está impregnado de la serenidad de su fé. El cuadro está repleto de iconografía cristiana como La Expulsión de Adán y Eva del Paraíso, La Anunciación del Arcángel Gabriel a la Virgen María, el halo que representa el aura de la Santidad, la paloma, encarnación del Espíritu Santo, que simboliza con su venida el momento de la concepción. El culto mariano se desarrolló en el siglo XV para cubrir la necesidad de la iglesia de contar con una figura maternal. María cruza las manos sobre el pecho en señal de que acepta la misión que Dios le ha encomendado.)

De parte de lo explicado al pié de la imágen de la anunciación se desprende que no hay unidad de tiempo pero si de espacio por lo que, es necesario contemplar el arte con una mirada diacrónica. Es común ver escenas del Génesis junto a una anunciación en un mismo cuadro (espacio). Dentro de lo que es este espacio, se agudiza la técnica de la perspectiva geométrica, uno de los grandes puntos de contacto con el ocaso del arte medieval.




En este aspecto, el espacio se va delineando hacia la perforación del plano. La perspectiva geométrica o lineal introduce el concepto de punto de fuga y a partir de allí, crea un espacio cúbico que nos “miente” y nos hace creer que miramos hacia afuera o hacia adentro, como si estuviéramos ante una imagen de ilusión óptica. Este ilusionismo juega con nuestra percepción, como lo hace muchas veces la realidad misma.
Luego de diseñar el espacio, éste es "rellenado" con las escaneas y los personajes, no antes. Es importante detallar, que durante este período, primero se dibuja la forma y luego se la colorea, aspecto que cambiará, por ejemplo, con el impresionismo.


Santisima Trinidad - Masaccio


En esta obra es posible distinguir el efecto del volumen que se logra a través del uso de los claroscuros. También es posible ver la composición triangular y la perspectiva, legados del renacimiento.



En la anunciación de Sandro Botticelli ya es posible observar el ideal de belleza imperante en toda su obra, los claroscuros muy bien logrados en un espacio tridimensional y se percibe la técnica de luz total (baña todo). Es posible obervar también la geometría en donde, el espacio va por un lado y lo que introduce en él, por otro.



Anunciación - Sandro Botticelli

En la última cena , de Leonardo, se pueden observar los trazos de líneas rectas.




En la Escuela de Atenas, de Rafael, se puede detectar con claridad como fugan líneas desde el fondo. Una característica predominante también es la posibilida de ver el cielo, aspecto asociado al conocimiento del cosmos.




Una de las obras más bellas de esta época es sin lugar a dudas, El Nacimiento de Venus, de Botticelli. En esta obra, el pintor vuelve a manifestar el ideal de belleza imperante, siendo la figura humana quien ocupa la mayor parte de la escena como indicador del lugar ocupado por el hombre en la naturaleza, es decir, denotando su importancia. Hay también, separación de figura y fondo.



Botticelli es uno de los exponentes más característicos del período, debido a que es quién mejor retrata el ideal de belleza y además, en sus obras es posible ver el cambio radical entre lo religioso y lo filosófico, ya que sus obras se vuelcan hacia lo mitológico, evidenciando el área de conocimiento predominante.


Cobra mayor relevancia el retrato en dónde las figuras aparecen de perfil y no es perceptible la pincelada dando la sensación de fotografía.


Duques de Urbino - Piero della Francesca

Lenoardo introduce una variable importante al tema del retrato y esto se ve marcadamente en su obra más emblemática: La Gioconda. En este caso el retrato es frontal y asombrosamente parece mirarnos desde cualquier dirección con una mirada suave que acompasa el claroscuro en el retrato. Desaparecen las líneas de contorno (comienza a utilizar la técnica de luz tonal –de atardecer, suave, matizada- en lugar de la luz total característica de la época). Este tipo de luz acaricia las formas dando comienazo así a la técnica del esfumato.
A su vez, la figura está enmarcada en un triángulo equilátero que suaviza la imagen (Antes, la linealidad daba idea de dureza, como es posible ver incluso en las obras de Botticelli)
Deja de achciar los fondos y cambia la perspectiva geométrica por una de características atmosféricas en dónde lo más alejado aparece azulado.




me="movie" value="http://www.youtube.com/v/iN8LZuOskdo&hl=en_US&fs=1&">


En escultura se destacó Miguel Ángel, sobre todo con su obra il Davide de la cual se infiere la investigación y el conocimiento de la anatomía profundizado por las investigaciones de Leonardo. A la luz de estos nuevos conocimientos, se perfeccionan las esculturas otorgándoles mayor realismo.





La arquitectura se puede apreciar muy bien mirando mapas o imágenes de florencia (Fiorenza en aquella época) se puede ver claramente que el centro de la ciudad estaba (aún hoy) dominado por los edificos más importantes, el ayuntamiento o Palazzo della signoria (Palazzo Vechio) a un extremo y la catedral y el baptisterio al otro. Las antiguas iglesias monásticas del siglo XIV, las franciscanas a la derecha y las dominicas a la izquierda, habían recibido ambas nuevas adiciones significativas, la capilla Pazzi basada en los primeros planos de Brunelleschi, y la fachada terminada de Santa Maria Novella diseñada por León Battista Alberti, respectivamente. Sin embargo, el cambio más significativo, fue la construcción o la modernización de casi cien nuevos palacios dentro de las murallas de la ciudad. Siguiendo el ejemplo de los Medici, las familias aristocráticas compitieron en el tamaño y escala de sus nuevas residencias.



Este período se caracterizó por el hecho de transfomar el temor de Dios para pasar al amor a Dios en una relación simbiótica de equilibrio, un equilibrio que se rompe cuando comienza a entrar en escena el giro Copernicano. Se pasa de una concepción Geocéntrica del cosmos a una heliocéntrica. Así, el hombre deja de ser el centro para transformarse en parte de algo más grande. Esto acarreó consecuencias profundas en la ideología humanista y provocó un desequilibrio que se evidenció en el pasaje de las certezas hacia las incertidumbres.
Esto condujo a una etapa de transición (últimas décadas del siglo XVI) durante la cual, se termina con la unidad hombre, Dios y mundo.
Durante esta etapa se destacaron

En política: Maquiavelo (la doble moral: ética y política)

En filosofía: Voltaire (relativismo)

En religión: Lutero (la reforma en la iglesia católica)

Nace entonces, en el ARTE, la corriente manierista en dónde la imagen ya no se sitúa en un triángulo equilátero sino en uno escaleno (oblicuo) que da una sensación de mayor tensión visual, reflejando de esta forma a la tensión que se vivía socialmente.
El hombre al ser desplazado del centro del cosmos, en las pinturas hay que buscarlo, rastrearlo, como si fuera una escena de Encuentren a Wally.



José en Egipto  

Es una época de tensión visual en el arte.



Última cena - Tintoretto


BONUS: Ludo con arte e historia




Si bien no soy asiduo jugador de juegos de pc, en ocasiones suelo pasar el tiempo con alguno que otro. Hay uno en especial que me ha gustado mucho pues combina diseño, escenarios, aventuras, arte e historia. Es el caso de Assassins Creed, un juego que pone otra vez en el tapete la historia de los templarios y a sus perseguidores, quiénes fueron conocidos como la orden de los asesinos. En la primera entrega del juego, el escenario se trasladó a las cruzadas y en esta seguda parte, mucho más elaborada y con más jugabilidad, la mirada se centra en las incursiones templarias de la Italia del renacimiento. Es increíble como la tecnología permite la ilusión de retroceder en el tiempo, permitiéndonos pasear por las callecitas de Florencia o subiendo a sus tejados desde dónde es posible hacer avistajes fabulosos de la arquitectura de la época.
El juego realiza construcciones en 3D con mapas de la época, lo que le otorga un gran realismo. A su vez, esta diseñado y pensado por un grupo de investigadores de historia que pertenecen a distintos credos religiosos, lo cuál le confiere un toque de ecumenismo.
A medida que se avanza en el juego es posible recorrer la historia de los monumentos y los personajes de la época a través de pestañas que se van desplegando. De esta forma es posible interactuar, por ejemplo, con Leonardo Da Vinci y asistir al descifrado de codices secretos y también a sus famosas sesiones de disección humana.


Sin más, les auguro a todos una excelente semana!!!  Abrazos!

1 comentario:

  1. yo tengo el assesins creed todas la entregas y me encantaaa aprobé historia gracias a él y a muchos otros juegos de la ps3

    ResponderEliminar