Material exclusivo para utilizar en el baño

viernes, 14 de enero de 2011

CALORES

Bajo un cerezo en flor
murmullo de abejas,
Juan Manuel Serrat





Estaban todos sentados alrededor de una mesa bajo el cerezo.
Comenzaba la primavera.
Las flores blancas y mullidas del tierno árbol elevaban sus corolas al sol y embriagaban de néctar y polen a cientos de abejas que, laboriosas, insistían en interrumpir la apacible tarde que los convocaba. Mientras uno de ellos intentaba atrapar alguno de aquellos insectos, que, mansamente caminaba sobre la mesa, los demás no salían de su asombro al ver que, tras la cerca que dividía el jardín del parque, bajo el naranjo, dos hombres se daban un beso, tímido y a su vez intenso.
Los amorosos se miraban y acercaban sus labios recreando el capítulo siete de Rayuela.
Felices, se dejaban perturbar por el fuerte aroma de azares que difundía a través del aire, enredando sus emociones. Tan borrachos estaban de éxtasis que sus feromonas alcanzaban el paladar de los ruborizados mirones a quienes envolvía un deseo profundo de besar, de tocarse, de abrasarse y sentir otras pieles rozando sus zonas erógenas.
Pero, el pudor pudo con sus prominentes sofocones y sólo fue posible que entre ellos se dibujaran sonrisas y se encendieran rubores.
Intentaron por todos los medios distraer sus miradas y abstraerse de aquel espectáculo que, a pesar de todo los obligaba a prestar atención, despertándoles y apagándoles la curiosidad y el morbo constantemente.
La categoría aún era incierta. No sabían si ubicarlos en las escenas de un film romántico o de uno completamente pornográfico. Les parecía horroroso verlos, tan desfachatados, besándose casi públicamente.
Sin embargo allí seguían, observando, contemplando aquello como si estuvieran sentados frente a la pantalla de un gran cine porno.
Por momentos les parecía verlos desnudos. Los inquietaba la imagen de sodomía que recreaban sin poder evitarlo.
Euforizados, sin emitir palabra, sin mirarse por temor a delatarse, temían y curioseaban en la fotografía fílmica de aquel pecado nefando que iban desgajando con sus pupilas ardidas de voyeurismo.
Cuando los amantes por fin se despidieron y abandonaron la escena bebiéndose todo el jugo de las naranjas que colgaban de las ramas del árbol, la gente que junto a la mesa no se habían perdido ni un detalle, como si aquello nunca hubiera sucedido, siguió conversando sobre la falta de agua, el deterioro de las calles y lo paupérrimo que aún seguía siendo el servicio de colectivos, es decir, detalles por demás anodinos.
Al parecer, el único que se perdió gran parte de la función fue el cazador de abejas que salió corriendo a buscar una fuente con agua en donde zambullirse, no precisamente para matar los calores.

-------------------------
 
Este relato, un poco más breve, lo había preparado para participar en un concurso en el cual fui descalificado por extenso.
De hecho, es cierto, me extendí tres renglones por eso que doy en llamar despiste crónico.
Las reglas están hechas para ser cumplidas y se ve que como siemre las infrinjo, al parecer, hasta inconscientemebte termino haciéndolo.
Mi procesador de texto está configurado en Calibri tamaño diez. No por galantería ni por tener buena visión, simplemente porque la Times New Roman me disgusta y debido a que el monitor es grande, se ajusta más al encudre de mi visual un tamaño más pequeño de letra.
En fin, lo cierto es que quedé afuera del concurso.
El trabajo de mis compañeros de travesía portuaria ha sido excelente y de una riqueza frutal. Ellos, que sí hiceron la tarea como debían, están en carrera.
En éstos momentos vengo de allá, en donde, nobleza obliga, los condecoré con mi humilde puntuación. 
En fin, prestaré más atención la próxima vez.
Saludos Silabarios. 

9 comentarios:

  1. No te aflijas, querido Sebas, por tus despistes, y en cuanto a lo del tipo de letra...yo todavía creo en la libertad de expresión, en que no nos corten las alas antes de echar a volar.

    Me gustó el tuyo.

    Yo también tenía un borrador que no pude postear.

    Te lo dejo aquí:

    "Estaban todos alrededor de la misma mesa, bejo el cerezo, el de toda la vida.
    Se veía tan frondoso, tan repleto de flores blanras, rosadas y al mismo tiempo doradas por los rayos de un enorme sol que no quería ponerse.
    Los rostros de los que allí estaban transmitían serenidad. Apenas hablaban. De hecho sólo admiraban el instante, captaban el momento. Sus ojos y sus cuerpos relajados los delataban.
    Había placidez en ese cuadro que bien podría haber firmado Renoir en su "Moulin..." o bien Sorolla, con su juego de luces y sombras.
    No hacia muchio que se habían repuesto de los graves acontecimientos que segaron sus almas como una espada de acero.
    Este era su primer encuentro desde entonces bajo el cerezo en flor.
    La serenidad de sus miradas apuntaba ahora hacia un futuro esperanzador.-LILY-

    Pero como no participé...Perdí mis tiempos y mis espacios...

    ResponderEliminar
  2. Sebita, ellos se lo pierden!!! Amo tooooodos tus relatos, despistados o no, jejeje!!!
    Te quiero mucho

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuantas faltas! ¡Vaya texto horroroso te he dejado!
    ¡Retíralo, si puedes...¡ya lo corregiré!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Tatián por tus votos a Rama.

    Me gusta la libertad en la escritura y tú siempre la tienes.


    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Pienso idem que mis comentaristas predecesores.
    Magnificos relatos de Lily y el tuyo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Tessi, que buen amigo eres...
    Pero no hace falta que me "dores la píldora"... jajaja... lo escribí de un tirón...y al plasmarlo aquí, le añadí un "camión de faltas". Hasta le pedí a Sebas que lo eliminara de este espacio, porque no merece que yo se lo ensucie...pero no me hecho caso ¡para vergüenza mia! Eso me pasa por ser temeraria! ¡Algún dia conseguiré frenar mis impulsos...pero ¿cuándo?

    ResponderEliminar
  7. LILY!!!!! por favor!!!! nunca frenes tus impulsos!!!! viste... volví a pasar por mi casa!!! tengo que limpiar también por acá! jajaja BESOTES

    ResponderEliminar
  8. TESY!!! gracias querido amigo por tu lectura, por pasearte por acá y por el cariño!!! ABRAZOTES!!! :)

    ResponderEliminar
  9. Verito, Fabiola!!!! GRACIAS también a ustedes y BESOTES

    ResponderEliminar